Jardín de Bacanales

El Ayuntamiento de Llançà propone la construcción de una residencia geriátrica en el municipio. El proyecto prevé construir un equipamiento con capacidad máxima para 50 residentes que a la vez hará las funciones de centro de día para 35 usuarios. La futura residencia se ubicará en una finca de propiedad municipal de  11.000 m².

Concepto

Tomando como referente la estructura paisajística del Cap de Creus, la intervención se organiza a través de muros de piedra y bancales. Por un lado, la topografía accidentada del solar se ordena en diferentes bancales o zonas planas de estancia, generadas por muros de contención de piedra. Por otro lado, los muros configuran los cierres del nuevo edificio, que tendrá unas cubiertas ajardinadas asimilables formalmente a los bancales. Se establece así un tapiz de planos verdes y muros que fusionan perfectamente la intervención con el paisaje circundante.

Se propone un edificio de escala doméstica configurado como un pequeño pueblo: con recorridos a través de calles-galerías por donde deambular alrededor de patios, con dilataciones o plazoletas donde aparecen espacios de estancia y socialización conectados al exterior, con una gradación a través de umbrales entre el espacio público y el privado, con espacios intermedios que gestionan la relación interior-exterior, con vistas cruzadas a través de patios que generan una amplia concatenación de visuales y dónde, en general, se quiere dejar atrás la estricta funcionalidad para generar ambientes cálidos, acogedores y apropiables, inundados de luz natural y aire fresco.

El nuevo parque tiene una zona de uso público y otra de uso restringido a los usuarios del geriátrico. La zona restringida se sitúa en la parte baja del solar, ya que es mucho más plana. Una serie de recorridos crean un gran camino circular conectando los diferentes planos, cada uno de los cuales tendrá un paisajismo diferenciado para facilitar la orientación de los usuarios.

El edificio se ordena en torno a un gran patio central: un jardín que aporta luz natural y una atmósfera amplia, un espacio controlado alrededor del cual se ordenan el resto de paquetes programáticos. A través del pasillo que rodea el patio central, se accede a las habitaciones que se proyectan hacia el parque mediante terrazas privadas. Estas habitaciones son como “pequeñas casas” donde se permite diferentes organizaciones del espacio interior, según las necesidades de cada usuario.

 

Se propone un sistema constructivo con una baja huella ecológica, a base de materiales renovables y saludables: la madera para los interiores y gaviones de piedra pizarra para los acabados exteriores y los muros de contención del parque. Se propone una estructura reticular simple y ordenada a base de pilares y jácenas.

Se pone especial atención en el uso de sistemas pasivos para conseguir un edificio de consumo casi nulo (NZEB). Todas las habitaciones y estancias principales tienen doble orientación, ya sea a través de su terraza privada o a través del tragaluz, y de esta forma tienen tanto una excelente iluminación natural, como buena captación solar.

Imágenes

Planos

Ficha Técnica

Uso: Equipamiento

Ubicación: Llançà

Fecha de proyecto: 2018

Superficie construida: 2.218,80 m2

Autor: Nil Brullet Francí, Maria Morillo Sedó

Equipo: Nil Brullet Francí, Maria Morillo Sedó

Proyectos Relacionados