Haus der Jugend

Kitzingen es una pequeña localidad alemana de veinte mil habitantes situada en el estado de Baviera en Alemania. Rodeada de viñas (su principal motor económico), la ciudad es característica de la Europa Central: baja densidad con un centro histórico clásico (conformado por una almendra, rodeada a levante por el río Main y a poniente por las vías del tren) de cubiertas de teja a dos aguas y un crecimiento radial -en ‘siedlung’- de casas unifamiliares de grano pequeño alternadas con grandes edificios fabriles, comerciales y agrícolas.

Nuestro solar, es un triángulo de equipamientos deportivos situado al lado izquierdo de la almendra central de la localidad, bordeado a norte por una carretera comarcal y por calles vecinales a sus otros lados. Un solar abierto, ocupado por campos de fútbol, un pabellón polideportivo a este y casas unifamiliares y un pequeño centro excursionista conocido como ‘Radlernest’ a sur. Todo el solar se encuentra bordeado por árboles viejos de gran tamaño que conviene mantener.

Concepto

La primera decisión de nuestra propuesta es la demolición del viejo edificio del ‘Radlernest’, demasiado pequeño y fragmentario para acoger el programa propuesto, de tal manera que se posibilita disponer el nuevo complejo en una posición más favorable. La elección del emplazamiento en el norte de la zona construïble (realisierungsteil), busca obtener el máximo de fachada bien orientada para colocar las piezas funcionales que necesitan mejor asoleo y además liberar toda la parte sur de la parcela para colocar las zonas exteriores, sin que el edificio les haga sombra.

Las múltiples entradas del nuevo espacio multifuncional aseguran una adecuada conexión con los elementos del entorno (campo de fútbol, de baloncesto, Florian Geyer Halle, etc…) convirtiendo el interior en una espacio de cruce, una continuación de los recorridos peatonales exteriores. 

Los espacios exteriores propios del edificio se diseñan mediante parterres de formas orgánicas que generan áreas diversas para cada uno de los grupos de usuarios, espacios donde se pueda disfrutar de la vida al aire libre. 

En la planta baja se dispone la parte más pública del programa. Su ordenación parte de la oposición entre: (1) Espacios de amalgama (foyer, jugendcafe, área de niños y familias), que pueden conformar un ‘continuum’, generando visuales cruzadas y posibilitando la permeabilidad del edificio y su interconexión con el exterior; y su negativo (2) los espacios con una funcionalidad más especifica (auditorio, sala de la banda, etc…) que requieren mayor independencia y privacidad. 

Ahora bien, gracias a una serie de puertas correderas, es posible dividir el espacio amalgama, en diferentes espacios, no solo en grandes paquetes funcionales (zona de jóvenes, zona de niños) sino también creando “nichos” independientes dentro de los propios paquetes funcionales, tal y como se pide en el programa funcional. A la vez, la posición del las puertas divisorias del espacio de amalgama, permite un uso independiente del auditorio con los servicios suficientes y sin necesidad que esté abierto el resto del edificio. En planta primera se han colocado los paquetes funcionales que pueden tener una mayor independencia: las oficinas y el hotel de entidades.

La volumetría surge a partir de la división en planta en los diferentes grupos funcionales (zona de jóvenes, auditorio, zona de niños pequeños, administración, salas de reuniones, instalaciones y almacenes, etc…): se propone que cada uno de ellos ocupe una “casita”, con su tejado a dos aguas -algo que ya tenía el antiguo Radlernest y es característica de la arquitectura tradicional de Kitzingen- de tal manera que el conjunto final conforma un “poblado” con una atmósfera domestica y apropiable.

En el interior de cada una de las casitas, los volúmenes con funcionalidades más especificas se configuran también como volúmenes autónomos con sus propias cubiertas inclinadas, obteniendo sorprendentes espacios a doble altura -como por ejemplo el del Jugendcafe- o configuraciones a una escala adecuada a los niños más pequeños en el espacio de familias. 

Por otro lado, gracias a la apertura de ventanas en los paramentos verticales y las cubiertas -tanto de los volúmenes exteriores como de los interiores- se generan interesantes concatenaciones de visuales que relacionan espacios entre si, abren vistas hacia el cielo o el jardín circundante, y permiten entradas de luz en todas direcciones. 

Se propone un sistema constructivo económico, modular, en seco, sostenible y con poco mantenimiento, con una estructura portante y un sistema de cierres de entramado ligero de madera. Los revestimientos se adecuarán a las necesidades funcionales y atmosféricas de cada uno de los espacios.

Se plantea un edificio altamente sostenible, tanto desde el punto de vista técnico, como ecológico y social. Un edificio bien orientado, compacto, con gran cantidad de luz natural que entra a través de las numerosas aberturas (que pueden protegerse oscureciendo las estancias gracias a estores móviles), y con un sistema activo de instalaciones eficiente y centralizado. En definitiva, un edificio con un bajo consumo que será un ejemplo pedagógico de ahorro energético para las futuras generaciones.

Planos

Ficha Técnica

Uso: Equipamiento

Ubicación: Kitzingen, Alemanya

Fecha de proyecto: 2020

Superficie construida: 1168,72 m2

Autor: Nil Brullet Francí

Equipo: Nil Brullet, Mario García, Lluís Mateos

Proyectos Relacionados